Publicado el por en Bogotá.

Abandonada luce la obra de la calle 94 tras la licencia de maternidad de todo el personal.

El abandono de la obra del deprimido de la calle 94 en la capital de la república, que ya lleva varios años de atraso e innumerables sobrecostos, parece tener una razón justificada.

Este medio tuvo acceso al testimonio de un ingeniero que confirma las sospechas de los interventores de la mencionada obra, según el cual, todo el personal estaría en licencia de maternidad al mismo tiempo. La licencia masiva aparentemente es resultado de una fiesta que la firma contratista ofreció a todo el personal en diciembre pasado para celebrar la navidad y el otrosí del contrato que se pagará con un nuevo cobro de valorización a los vecinos.

“Todos estábamos invitados a la fiesta que organizó la compañía. El trago no faltó y eso sumado a la prima y al vino de la ancheta, pues desembocó en la ola de embarazos que ahora nos tiene con todo el personal en licencia de maternidad retrasando la obra”. explica un ingeniero que pidió mantener su anonimato.

La licencia de ley María (Ley 755 de 2002) contempla un descanso remunerado de ocho días hábiles para todos los trabajadores varones que coticen al sistema de seguridad social. Sin embargo, en el caso de la megaobra habría coincidido con vacaciones atrasadas, festivos y día del amor y la amistad afectando aún más el desarrollo de las labores del personal.

“No es que estemos dilatando la obra para pedir una nueva ampliación del contrato. Tampoco es que estemos atrasados en el cronograma. Estábamos para entregar ahoritica mismo ya en octubre, pero con este fenómeno de embarazos masivos tuvimos que dejar de nuevo la obra abandonada. La ley es la ley y los trabajadores tienen derecho a su descanso remunerado, ni más faltaba. Esto puede que sea un retraso, pero tiene su origen en otro retraso”, manifestó un directivo del consorcio contratista.

Con este nuevo inconveniente, la firma calcula que la obra del deprimido estará lista a finales del 2089, más concretamente en noviembre. “Mientras tanto, le rogamos paciencia y tolerancia a la ciudadanía, así como no olvidar pagar el nuevo recibo de valorización que garantizará la pronta culminación de la obra y de sus incomodidades”. Sentenció el gerente contratista.

Comentarios

Comentarios