Publicado el por en Ambiente, Cultura, Detodito, Innovación, Nacional, Salud y bienestar, Sociales, Tendencias, Última hora.

zoolo
Ante el inminente cierre del Zoológico Matecaña su administración y el gobierno local han decidido jugarse una carta arriesgada para darle solución al problema de los animales próximamente despojados de su hogar: la apertura a partir de septiembre de un piqueteadero de vanguardia en dichos predios. Este llevará el sugestivo nombre de “Zoolomillo”.

“Queremos ofrecer una alternativa que nos beneficie económicamente y que nos libere en parte del problema que representa tener este predio vacío, un lucro cesante”, afirma Martín Castaño, presidente de la Junta Directiva de Corpomatecaña.

“Aquí lo que queremos es encontrar un punto medio entre una insuperable oportunidad de negocio y emprendimiento en línea con las más recientes tendencias de la gastronomía mundial y el bienestar de los animales, que durante tantos años fueron nuestra razón de ser.  Tenemos muy claro que para muchos sonara ofensivo que le ofrezcan un “filete de ligre apanado” pero dígame ¿quien carajos le compra a uno un tigre ya tan viejo?. En cambio, ya tenemos solicitudes de Rusia y Emiratos Árabes de multimillonarios que quieren venir a degustar el plato que, por cierto, contiene la carne con menor contenido de grasa del mundo por no decir que es 100% libre de gluten . Es la oportunidad para consolidar a Pereira en el mapa del turismo mundial y dejar atrás tiempos difíciles”, añade Castaño.

El vocero asegura que solo pasarán a ser parte del menú los animales que cumplan con ciertos requisitos, entre ellos su edad, mal comportamiento reciente y ventajas comparativas de su organismo en términos gastronómicos. “Los demás irán a parar a Miami uno y los demás harán parte de un paquete que nos va a comprar Coltraquetos, pero de eso mejor no hablemos. Mejor le cuento que por ejemplo, nos dijeron que en Montecarlo, allá en Europa, se vende la morcilla de faisán a 400 euros la unidad. Acá tenemos tres que ya están como achacosos, ahí no más tenemos, malo, malo, 6.000 euros”.

En esa línea, la carta tendrá sorpresas de alto nivel gourmet tales como “Hígado de avestruz, Flamingo al horno con salsa de líquido amniótico de Rinoceronte, costillitas de tapir y nuggets de Cóndor para los niños”. Trascendió que el precio mínimo de un plato estaría rondando los 70 mil pesos sin papa y sin gaseosa.

“Por ahora estamos hablando con los del reality y con varios chef del país y hasta gente en twitter que siempre sube comida para que nos den una manita con los platos y nos hagan buena publicidad”, concluyó.

Comentarios

Comentarios