Publicado el por en Política.

blanco

El pasado viernes en horas de la tarde un candidato por el ”Movimiento ciudadano Amor y Ganas” recibió una indeseada notificación en la sede de su partido ubicada en la localidad de Teusaquillo.

“La Registraduría Nacional en cumplimiento de la decisión del juzgado 43 del circuito ha decidido cancelar su candidatura a la Cámara de Representantes. Esta entidad acoge los argumentos del despacho judicial en el sentido de que es confuso y constituye un acto que puede ser juzgado incluso como abusivo el uso de su apellido en la campaña”, rezaba la misiva.

Su destinatario era Enrique Blanco, joven que se describe a sí mismo como proactivo, lleno de ideas y también de ganas por tomar las riendas de un país “sin rumbo desde que se fundó” y que decidió articular su campaña a la cámara en torno al sugerente eslogan: “Vote En. Blanco”.

Pero sus rivales no piensan igual. Mediante tutela forzaron la cancelación de su inscripción argumentando que el apellido de su competidor violaba el derecho a la igualdad.

“Apelaré a todos los recursos legales para que no sea expulsado de la pugna. Mi campaña es honesta y ajena al tejemaneje políticos, el país tiene que saber de mis propuestas y programas: Más amor menos serrucho, Un niño y una mazamorra y La paz no esta solo en Bolivia”

Mientras tanto, María Josefa Prieto, encargada del departamento de comunicaciones de la Registraduría asegura que el juez que concedió la tutela obró bien ya que  que Blanco “quiere confundir a los votantes con una artimaña publicitaria. Ese tipo de cosas no podemos permitirlas”.

Por ahora “En. Blanco” espera que le sea restituido su derecho constitucional a ser elegido y desde ya prepara una demanda para que se cree una circunscripción especial para los discriminados, como él, en razón de su apellido con el objetivo de que a esta se le sumen todos los votos en blanco.

Comentarios

Comentarios