Publicado el por en Bogotá, Proceso de paz.

Un nuevo acto de mezquindad con la paz se registró este medio día en un popular restaurante de “corrientazos” en el centro de la capital, cuando un ejecutivo del sector exigió al establecimiento que le cambiara en arroz por plátano maduro, o votaría no al plebiscito.

La amenaza tomó por sorpresa a los dependientes del establecimiento, que calificaron la petición del comensal como “descabellada y mezquina”, ya que el arroz claramente tiene un costo de producción e importación menor que el del plátano.

“Mire, en este momento casi todos los componentes de la bandeja ejecutiva son importados. Los costos del plátano son mucho más altos ahora, y si accediéramos a cambiárselo a todo el mundo, pues no podríamos mantenernos”, manifestó, indignada, Deyanira Cárdenas, mesera del lugar.

El energúmeno ejecutivo, que siguió el ejemplo de iglesias y taxistas al pedir cambio de ministra de educación y prohibición de Uber respectivamente, o votarán ‘No’ en el plebiscito, dijo que sólo estaba haciendo lo que estaba de moda en el país, y que si en algún momento fue mezquino, es porque todo el país hace lo mismo.

A la particular exigencia del ejecutivo, se sumaron esta tarde otros gremios como Fecode, que exigió jubilación a los 30, la USO, que pidió universidad gratis para parientes en 6 grado de consanguinidad, y el gremio de Youtubers que exigieron plan de datos gratis respectivamente o votarán ‘No’.

Miembros del Centro Democrático salieron inmediatamente en actitud de apoyo “de los compañeros maestros, camaradas de la unión sindical obrera y ‘compas’ youtubers en sus justos reclamos al gobierno, con tal de que se unieran a la campaña por el No” según un comunicado firmado por la Subgerente Junior, Paloma Valencia.

 

Comentarios

Comentarios