Publicado el por en Bogotá, Innovación.

Actitud positiva.

De acuerdo con el más reciente anuncio efectuado por el saliente alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, se iniciará el proceso de licitación para frenar y deshacer la obra de deprimido en la Calle 94 de la capital. “Pasaremos de un deprimido a un paso optimista, positivo. La experiencia nos ha demostrado que el cemento es satánico, mientras que la pintura es todo lo bueno. En esa medida hemos considerado que es mejor simplemente volver a lo que había y pintar una intersección multicolor, popular, incluyente, diversa, mágica, vibrante”.

Las razones, expresadas en rueda de prensa por el burgomaestre, tienen que ver con la llegada de las fiestas decembrinas: “Para la Bogotá Humana no es concebible que existan deprimidos en época de fiestas, por imperialistas que ellas sean. La Alcaldía del Amor hizo estudios que arrojaron como resultado la percección (sic) de la ciudadanía sobre el aumento de suicidios en diciembre, debidos a la depresión y por eso no queremos en la Bogotá Humana que hayan más deprimidos. Queremos cerrar esta administración con actitud positiva”.

A la rueda de prensa también fueron invitados los directores de obras del Distrito, quienes afirmaron que de acuerdo con la política del Amor de la Bogotá Humana, “es mejor no hacer las cosas, que hacerlas mal”, según lo afirmó fuera de micrófonos un funcionario que prefirió permanecer en el anonimato.  Agregó dicho funcionario distrital que “dada la imposibilidad de construir el deprimido en los cuatro años de gestión de la Bogotá Humana, era mejor dejar las cosas como estaban, por lo que ya se invirtieron mil quinientos millones de pesos en los diseños para lograrlo”.

Actualidad Panamericana indagó en la rueda de prensa si la contratación para deshacer la obra y re construir lo que anteriormente existía involucraba a familiares o conocidos de la primera dama del Distrito, frente a lo cual se obtuvo una respuesta negativa contundente por parte del burgomaestre: “La Bogotá Humana ha aprendido las lecciones y no caerá en los errores que lleven a los mafioperiodistas a inventar acusaciones imperialistas”. Y agregó que ya se tienen los nombres de las empresas constructoras que participarían en la licitación para la obra de reconstrucción de la calle 94: “Se cuenta con la participación de empresas serias en el sector, como Eucol, Carlos Gutiérrez y Asociados, Alcocer y Hermanos ingenieros, Alcocercol, etc.”.

Por último, no descarta la administración saliente construir en lugar del deprimido una serie de viviendas de interés prioritario, al lado de los jardines infantiles que no fueron construidos, para que los niños de menos recursos puedan tener una primera infancia estrato seis. Se dejarían firmados los contratos para que la nueva “mafioadministración” los ejecute.

Comentarios

Comentarios