Publicado el por en Internacional.

Voceros del Vaticano salieron esta tarde al paso de un rumor que circuló en redes sociales respecto a que una de las actividades del sumo pontífice en Colombia sería la bendición de un lote de vehículos de servicio especial que prestan sus servicios gracias a la plataforma Uber.

“No, no es verdad que el Papa tenga planeado bendecir vehículos en el municipio de Boyacá (por Bojacá)”, afirmó, de manera tajante, su portavoz, Federico Lombardi.

El rumor había puesto “en pie de lucha” al gremio de taxistas bogotanos, los cuales ya habían programado para el día de la llegada del pontífice un bloqueo de la Avenida el Dorado. “La orden es no dejar pasar a nadie, si el papamóvil se cuela, pues se le monta el operativo y se procede como ya saben”, habría afirmado, vía radioteléfono, Hugo Ortiz, el jefe del ala militar de los ‘amarillos’.

Tras conocer la aclaración, Ortíz afirmó: “Vamos a investigar por nuestra cuenta. Lo que sí está claro es que el vehículo tipo papamóvil es técnicamente un verhículo de servicio especial y por tal razón ya es objetivo militar nuestro. El doctor Francisco debe saber que él no tiene coronita, que al igual que todos los colombianos y extranjeros está en la obligación de transportarse en taxi amarillo”.

Por último, un vocero de la Conferencia Episcopal, encargada de organizar la visita confirmó lo dicho por Lombardi, aunque dejó abierta una ventana: “si algún día de los que va a estar acá lo coge la noche, el papamóvil se vara y ningún amarillo va para dónde él vaya, pues estará en libertad de pedirle al obispo que lo acompañe que le pida un Uber”.

Comentarios

Comentarios