Publicado el por en Internacional, Tendencias.

MaduroBigoteInspirado sin lugar a dudas por la decisión de su colega, amigo y aliado norcoreano Kim Jong Un de exigir a los varones de su país lucir su mismo corte de pelo, el presidente venezolano anunció esta mañana que el bigote -su bigote- será de ahora en adelante obligatorio para todos los jóvenes venezolanos.

El comunicado del Palacio de Miraflores en el que se anuncia la medida establece que para alcanzar la frondosidad del que luce el primer mandatario es preciso dejarlo crecer por espacio de 45 días hábiles, según un estudio de la Universidad de Beijing. Ese será entonces el plazo que se le dará a todos los varones entre 11 y 40 años, mientras que para las damas será de 120 días y tendrán la facultad, “porque en el socialismo no hay imposiciones” de presentar el abdominal en caso de que el supralabial definitivamente no aparezca.  Valga aclarar que para que esto no ocurra ya fue decomisado un container de pollos hormonados para distribuir entre las venezolanas.

La medida ha recibido el respaldo de la mayoría de los países de Unasur, incluida Bolivia, donde desde ya preparan un mostacho con pelo de alpaca que lucirá Evo Morales en todos  sus actos públicos del fin de semana. Por su parte, las mandatarias de Chile, Argentina y Brasil han optado por recurrir al tradicional corcho quemado que utilizaban en sus colegios femeninos cuando tenían que disfrazarse de hombre en las presentaciones de clausura del año académico.

Contrario a lo que podía preverse, el colectivo “Misión bigote”, que representa a toda la población en condición de hipsteridad del vecino país ha puesto el grito en el cielo pues una decisión así “vuelve al bigote algo horriblemente mainstream”.

Aunque en algún momento se habló de retirar cuchillas de afeitar y cera de depilar de los estantes de los supermercados venezolanos tal disposición fue cancelada una vez se constató que estos bienes suntuarios hace más de un año que dejaron de verse en dichos establecimientos.

Comentarios

Comentarios