Publicado el por en Deportes.

Untitled-1

Juan Pablo Ángel, el insigne futbolista de Nacional de Medellín que también cosechó importantes triunfos en River Plate entre 1998 y 2000, aprovechará el partido de ida de la final de la Copa Suramericana para jugar, a sus 39 años, un tiempo con cada uno de los equipos de sus amores.

“El partido es una despedida a lo grande y los antioqueños somos así, nos gusta innovar, cualquier jugador de fútbol por ahí te hacé un picao normalito, ¿oíste?, pero Juan Pa, se quiere despedir en un partido oficial, sin jugadores gordos”, declaró un emprendedor paisa, mientras nos ofrecía lo que ahora llaman “La pintadita”, una camiseta con los colores de ambas escuadras en proporciones iguales.

Ni la Conmebol, ni la AFA, ni mucho menos la Federación Colombiana de Fútbol, donde nunca contestan, se han pronunciado sobre el tema, pero fuentes consultadas en Argentina, manifiestan que la idea de Ángel, es una clara demostración del legado innovador de Grondona, famoso por cambiar las reglas de juego en pleno campeonato. También informan que podría ser un partido de despedida memorable para el atacante colombiano.

“Vemos con buenos ojos esta iniciativa, viste, si Ángelito puede jugar para ambos lados, sería un precedente para que varios clubes puedan ser dueños del pase de un mismo jugador, y así entre varios clubes podrían unir fuerzas y pagarle por fin a tanto futbolista”, dijo Esteban Sacherini, Secretario de Futbolistas Agremiados.

Comentarios

Comentarios