Publicado el por en Detodito.

Cigüeña con malicia indígena (fotomontaje).
Cigüeña con malicia indígena (fotomontaje).

 

Asombrados quedaron los espectadores de una sala de cine en Bogotá al descubrir que una de las espectadoras, con una barriga falsa, había logrado colar alimentos dentro del teatro.

El descubrimiento se produjo a los pocos minutos de comenzar la película “El paseo 3”, cuando un hombre, sentado al lado de la joven, pensó que había empezado el trabajo de parto y entró en pánico. “Escuché que un líquido se regaba y pensé que la sardina estaba rompiendo fuente”, dijo Rodrigo González, quien reportó el hecho a los administradores de la sala. “Después nos dimos de cuenta de que era una bolsa con gaseosa, que tenía encaletada en la barriga”.

Al encender las luces, encontraron que la mujer había logrado ingresar toda clase de alimentos para comer durante la película sin tener que pagar los excesivos costos de estas galguerías.

Piquitos, colombinas, chocolatinas, gaseosa y una suculenta picada compuesta por maíz tote, tajadas de plátano maduro y carne asada cortada en trocitos, componían el menú que la ingeniosa dama pretendía devorar con su novio sin levantar sospecha.

Al ser cuestionados por el hecho, el novio de la mujer respondió agresivamente a los reporteros. “¿Doce mil pesos por un maíz pira? Los pagará su madre”. La película se reinició y la pareja fue expulsada sin posibilidad de pedir un reembolso. Cuatro horas después del incidente apareció por fin la ambulancia que llamaron los encargados del cine, y que tuvo que devolverse vacía.

El administrador del teatro se limitó a recordar que está estrictamente prohibido ingresar alimentos a las salas y pidió evitar estas acciones temerarias para no pasar por situaciones embarazosas.

Comentarios

Comentarios