Publicado el por en Bogotá.

1931033_n_vir1

Un hecho inesperado ocurrió en uno de los centros de reconocimiento de conductores de Bogotá. Mientras hacía la fila para el trámite de la renovación de su licencia de conducir, Angélica Bernal Ríos, 25 años,  dio a luz en plena oficina mientras esperaba en la tercera fila que le tocaba hacer para saber cuál era el procedimiento real para obtener su nuevo pase.

“Llevo acá más o menos desde que tenia 6 meses de embarazo tratando de averiguar si tengo que renovarlo o no y sinceramente no sentí que se me habían cumplido los 9 meses de embarazo”, dice la nueva mamá.

“De un momento a otro se me rompió la fuente y cuando menos lo pensé ya tenia a la niña en mis brazos” Para fortuna de ella en la fila había un medico y una enfermera en el mismo trámite. “El padrino y la madrina van a ser los señores de la ventanilla 2 y la señora portera, el bautizo tendrá que ser acá porque mi digiturno es el 45553 y van en el 245”. Una optimista de tiempo completo,  ve en el hecho algo positivo: “la vida en este país se nos va en hacer filas y nos atormentamos, para ella va a ser algo natural, muy bello, que lo va a disfrutar a cada segundo y además no creo que vaya a tener que sufrir por lo de la vocación como otros jóvenes, lo de ella será guardar turnos y venderlos, será una emprendedora porque ese negocio se está moviendo, quiero verla cuidando puestos en fila en Japón”.

La madre de la niña informó también que la llamará “Tránsito, ni más faltaba”, que toma tinto en lugar de leche materna influenciada por el ambiente en el que primero vio la luz y que la oficina también le expidió un pase honorario a la bebé válido para el período en que utilice triciclo como medio de locomoción.

Comentarios

Comentarios