Publicado el por en Bogotá, Miscelánea, Última hora.

los moteles tendrán pico y placa por San Valentín.
Los moteles tendrán pico y placa por San Valentín.

En un comunicado fechado esta mañana, la Secretaría de Gobierno del distrito decretó pico y placa para los establecimientos hoteleros con fines de amor temporal más conocidos como “moteles”. La medida busca mitigar las congestiones y filas que se arman en estos establecimientos con motivo del día de San Valentín que terminan generando afectación al tráfico vehícular y, como es por todos conocido, a las relaciones estables de pareja.

La restricción funcionará con el último dígito de la cédula de ciudadanía de la mujer y se aplicará en horas impares para números impares y de la misma forma en sentido contrario, de tal forma que si la cédula de su novia termina en 2, 4, 6 u 8 sólo podrá acceder a un motel -y el varón a la dama-  a las 2, 4, 6 u 8 p.m. Por ejemplo, deberán programar la entrada a la habitación a las 16:00 si la novia termina en cuatro.

San Valentín es la fecha con mayor ocupación motelera, después del día de la secretaria, obviamente.

Como era de esperarse, el gremio que agrupa a estos negocios puso el grito en el cielo ante la impopular medida. Arturo Cornejo presidente de AMAR (Asociacion de Moteles y Amanecederos del Ricaurte) manifestó: “Nosotros tenemos la capacidad de atender a toda la ciudad. Ya hemos implementado un sistema de digiturno y además tenemos un plan de contingencia llamado media&media que consiste en media hora de habitación y media de guaro. Con esto podemos atender a la gente con mucha más celeridad. Además no nos digamos mentiras, el bogotano promedio no aguanta más de ese tiempo”.

Yuri Merchán, Secretario de Gobierno encargado no cree en la efectividad de estos planes y defiende la restricción horaria. “Esta ciudad siempre ha estado a merced de las mafias de los moteles. Saben que tienen el poder para dejar iniciada a la población. Ahora en la política del amor, los moteles nunca más serán instrumentos de chantaje a la sociedad. Nosotros vamos a garantizar amor libre, pero sobre todo vamos a acabar con el amor a deshoras.”

De otro lado, ante la inminente llegada de San Valentín, las autoridades temen un recrudecimiento de los actos de manoseo y acoso sexual en Transmilenio. Para esto ya hay un dispositivo montado por la Policía Metropolitana. Sin embargo, la ciudad necesita solidaridad por parte de los pasajeros para que denuncien y detengan a estos pervertidos, valga el término, con las manos en la masa.

Comentarios

Comentarios