Publicado el por en Política, Sociales, Tendencias.

AntanasPega

“Sí. Es verdad. Una tarde que estaba aburrido en la casa de mi madre en Quinta Paredes cogí el teléfono, llamé a un número que sacaba de un algortimo y pregunté si allá lavaban ropa. La señora me dijo que no y yo la acusé -sin pruebas- de cochina”.

Con estas palabras el exalcalde de Bogotá, Antanas Mockus, confesó esta pilatuna para inmediatamente mostrarse dispuesto a la sanción penal que por ella hubiera lugar.

“Es otro aporte más que hago a la paz, espero sea provechoso. Ya el Fiscal está enterado. Y debo decirles que el número lo anoté y la libretica sobrevivió. Gracias a eso y al apoyo de la ETB dimos con el hogar. Allá todavía vive la víctima y su madre -ambas solas- mi señora madre ya habló con la de ella y todo quedó arreglado. Acordamos que como gesto de reparación yo iré a lavarles la ropa este sábado. Yo, por mi parte, me quedo sin postre y sin televisión hasta julio”, añadió.

“Ese tipo de actuaciones se desligan del principio ético categórico de Kant que ha sido luz y guía de Mockus. Hoy muchos que entregamos nuestros mejores días a la Ola Verde nos sentimos decepcionados”, afirmó una joven columnista y sin embargo intelectual que pidió reserva de su identidad.

“Las pegas son el prekinder del terrorista, ahora todo encaja”; afirmó, por su parte, un desencajado expresidente Álvaro Uribe, quien pidió que sobre el ex candidato presidencial caiga todo el peso de la ley.

Comentarios

Comentarios