Publicado el por en Entretenimiento, Política, Salud y bienestar.

Minsalud y Procuraduría coinciden en la inconveniencia de los besos a bebes en comerciales de pañales

Una circular de la Procuraduría y el Ministerio de Salud con copia al ICBF, enviada esta mañana a medios de comunicación de todo el país, da cuenta de una nueva norma según la cual “Ninguna persona natural o jurídica podrá besar los glúteos de menores de edad en piezas publicitarias de ningún tipo”.

La norma, que a primeras luces apuntaría a proteger los derechos de los menores, realmente tiene como objetivo proteger a los adultos de contraer enfermedades por esta insalubre práctica publicitaria.

La noticia no cayó muy bien en el gremio publicitario, que ve la prohibición como un golpe mortal a una de sus ideas más repetidas y exitosas además de un atentados contra la libre expresión. Incluso en algunas agencias uribistas como la reconocida Good Fellas se ha dicho que se trata de una medida no solo absurda sino castrochavista.

“Caballo”, creativo de la agencia TBC-CQLoT Colombia explica los alcances de la medida para su gremio:

“Papi, el recurso de besar la cola de un bebé ha sido nuestro sustento por décadas. Miles de creativos publicitarios hemos alimentado nuestras familias a punta de repetir esta escena en comerciales de pañales, pañitos húmedos y cremas. Sin la escena de la mamá besando la cola del bebé, qué mierdas vamos a hacer? Las ideas no crecen en los árboles, papi. Ahora tendremos que ponernos a pensar, y a nuestros clientes y jefes no les va a gustar ver ideas nuevas, papi. Estamos en un país capaz de copiar una serie gringa plano por plano y ponerle metástasis. Cómo quieren que creemos algo diferente, papi? No hay derecho, papi!”

La procuradora delegada para la tradición, familia, propiedad y buenas costumbres, Irma Miryam Hoyos defendió a su manera la iniciativa que considera “un paso necesario en la protección mental de los colombianos de bien”. Y a continuación explica:

“Los colombianos estamos cansados de tanto libertinaje en televisión. Nadie en la vida real le ha besado nunca la cola a un bebé después de cambiarle el pañal. Los colombianos no podemos seguir sometidos a estas mentiras publicitarias que además de insalubres, contaminan las mentes de las familias de bien dándoles ideas incestuosas y hasta pedofílicas. Por no hablar del estudio que demuestra que esta práctica es una puerta de entrada del virus de la homosexualidad”.

La polémica seguirá viva durante varios meses, ya que los canales privados RCN y Caracol han interpuesto una acción de nulidad para salvar sus ingresos provenientes en un 90% de repetir comerciales de madres besando glúteos de bebés.

Comentarios

Comentarios