Publicado el por en Crisis, Economía, Innovación, Política.

El mejor ministro de hacienda del continente y segundo del mundo mundial, Mauricio Cárdenas hizo la polémica afirmación tras darse a conocer que el país pierde al menos 8 billones anuales por cuenta de la corrupción.

“Las obras que nunca se ejecutan, los convenios de los alcaldes con contratistas que financian sus campañas, los sobrecostos y las adiciones presupuestales son un cáncer que carcome las finanzas del país. Sin embargo, el dinero que se pierde en corrupción podría favorecer el consumo interno, generar empleo y dinamizar la economía, siempre y cuando, insisto, no salga del país.”

La intervención del ministro dejó más preguntas que respuestas, pues acto seguido afirmó que extremará las medidas para evitar la fuga de capitales malhabidos como estrategia para forzar la reinversión del dinero perdido por corrupción.

“Si un contratista tiene que hacer un puente veredal, se roba la plata y no la puede sacar del país, se verá obligado entonces a gastarla dentro del país apoyando la industria nacional y generando empleo. Las compras que el contratista haga pagarán IVA y algo del dinero volverá nuevamente a las arcas del estado. Puede que la vereda quede sin su puente, pero la sociedad en general seguirá recibiendo el dinero. Es por esto que hacemos un llamado a los contratistas, testaferros y corruptos en general. a que no caigan en la tentación de quienes les pintan paraísos fiscales en el aire y en un acto de patriotismo gasten su botín dentro del país. Acá seguirán teniendo todas las garantías”.

Ante la imposibilidad del estado de enfrentar la rampante corrupción, se calcula que el dinero perdido, si permanece dentro de nuestras fronteras, podría jalonar sectores claves de la economía como la construcción en los cerros, la industria de la cirugía plástica y por supuesto, acelerar la llamada “locomotora del whisky”.

Comentarios

Comentarios