Publicado el por en Economía, Proceso de paz.

Continuas llamadas a sus celulares en las que asesores comerciales del Citibank les anuncian que han sido seleccionados como titulares de una tarjeta de crédito tienen agobiados a los más de 6.000 miembros de las Farc que permanecen concentrados en las zonas veredales.

“No habíamos terminado de pasarle la lista de nuestros combatientes y sus datos al Gobierno cuando los que controlan el gran capital transnacional iniciaron una ofensiva que, francamente, nos hace añorar los días de los bombardeos de los Tucano”, aseguró ‘Iván Márquez’.

“Sabíamos que la oligarquía nos haría la vida imposible, pero nunca nos imaginamos que fuera tan rápido  y con tanta intensidad. Doblega el espíritu. Mire, ese que ve ahí era de la Teófilo Forero, un verdadero guerrero, un revolucionario como ya pocos se ven y mírelo, ¿lo ve? cabizbajo, meditabundo, no supo colgarle a un asesor y ahora debe tres meses de cuota de manejo. Ya está en Datacrédito. Imagínese, nunca lo lograron meter a la Modelo, pero ya está en Datacrédito”.

Desde las zonas veredales aseguran que han optado, como en los días más intensos del asedio militar por parte de la Fuerza Pública, por no utilizar ningún dispositivo electrónico. “Celulares claro que no, pero tampoco radios o televisores porque incluso por ahí parece que están agarrando los datos para empezar a llamar cada cinco minutos sin dejar dormir, sin dejar tiempo para la lectura, para la preparación para la nueva vida que le espera a los camaradas”.

 

 

Comentarios

Comentarios