Publicado el por en Cultura.

Los responsables de votar para elegir los ganadores de las apetecidas estatuillas elevaron hoy una queja formal ante la Academia por lo que consideran “presiones absolutamente indebidas e indelicadas” que estarían recibiendo desde Colombia.

A raíz de la nominación de “El abrazo de la serpiente”, película del país suramericano en la categoría de mejor filme extranjero, desde ayer muchos de los integrantes de la academia comenzaron a recibir curiosos regalos que tendrían como fin ‘animarlos’ a votar por esta producción.

Estos van desde tamales deshidratados hasta mercados del supermercado colombiano Olímpica pasando por tejas, cajas de aguardiente y ‘abanicos’ o ventiladores.

“Recibí una teja, con un moño y una tarjetica que decía, ‘para que no se te meta la serpiente y te abrace’, cariños F. Char”, aseguró, entre desconcertado e indignado, un reconocido sonidista de Hollywood. Más confundido se mostró un afamado director quien recibió una carta en la que un reconocido gamonal le daba la “la más cordial de las bienvenidas” al Sisben. Algo similar ocurrió con un experto en escenografía y efectos especiales que fue invitado con todos los gastos pagos a cotizar -al valor que su excelencia considere con la certeza de que será inmediatamente aceptado- un nuevo parque temático en Santander.

El tema ha llegado al extremo de que los residentes en el sur de la Florida han recibido dichas dádivas por parte de menores de edad sin camiseta y en chanclas que, de frente, aseguran ser ‘campaneros’ o bell-boys advirtiendo que no se irán del porche de la casa del famoso hasta no constatar que su voto en dicha categoría fue la para la nominada colombiana. En algunos casos amenazando con posar de pequeño esclavo destinado a labores del hogar para bochorno de personalidades acostumbradas a estar en la mira de los paparazzi.

Más graves son las denuncias de por lo menos 40 integrantes de este selecto círculo artístico de haber recibido su formulario ya marcado en dicha categoría.

Los productores de la película, así como el Ministerio de Cultura, ya negaron cualquier relación con hechos que calificaron como una maniobra de sus rivales en la votación para desprestigiar una película ‘hecha con las uñas y con el único interés de mostrar una cara diferente del país’. Tal reacción no dejó tranquila a las directivas de la Academia.

Comentarios

Comentarios