Publicado el por en Innovación, Tecnología, Tendencias.

Dos emprendedores paisas viven días felices por cuenta del éxito que ha tenido su más reciente invento: memorias USB comestibles.

“La llevan sobre todo políticos, empresarios de esos polémicos y funcionarios públicos en general. Ha tenido de verdad mucha salida”, explica William Aranzazu.

“Logramos una aleación de cromo de origen vegetal con proteína de caña de azúcar orgánica que es el material con el que hacemos los circuitos. Es 100% comestible e incluso alimenta, además de estar libre de gluten”, explica.

Las memorias vienen en tres sabores: chocolate, fresa y tuti-fruti y tienen además la virtud de ser de muy fácil digestión. “Se desintegran en el intestino grueso en cuestión de minutos. Un cliente nos agradeció porque en las radiografías que le tomaron en el bunker -no especificó cuál- ya no aparecía”.

Aranzazu asegura que pronto saldrá una edición conmemorativa de los Panamá y Paradise papers y recordó que la de sabor Odebrecht se agotó horas después de llegar a papelerías y misceláneas del país.

“Lo siguiente ya es meternos con toda a colegios y universidades”, puntualizó.

 

Comentarios

Comentarios