Publicado el por en Política.

Entre los numerosos tropiezos y demoras que ha sufrido la construcción del túnel de la línea, surge uno que amenaza con retardar aún más su puesta en funcionamiento.

Todo indica que las obras han entrado en una especie de “operación tortuga”,  dado que buena parte de la maquinaria estaría  siendo utilizada para la puesta en marcha de todo lo requerido por el partido Cambio Radical con miras a las próximas elecciones.

Gracias a lo manifestado por  el  ingeniero Rodolfo Cuberos, uno de los encargados de la obra,  a quien encontramos jugando rana en una tienda a las afueras de Cajamarca, se pudo constatar que faltan varias retroexcavadoras que estarían hoy en Puerto Colombia, Atlántico,  abriendo caminos y trochas  por donde transitarían caravanas de buses llenos de votantes con destino a los municipios cercanos según le dijeron a él “con fines meramente turísticos”.

Del mismo modo, se evidenció la falta de dos bulldozers  que habrían sido pintados de blanco, azul y rojo y llevados hasta la Alta Guajira para ser dejados allí, quietos,  hasta el día de las elecciones  junto con un pendón que diría “La Diferencia es que con su voto esta vez sí construiremos el  acueducto”.

También se confirmó la ausencia de sesenta camiones de carga, utilizados anteriormente para retirar escombros, que estarían ahora diseminados por todo el Tolima Grande ocupados en el  transporte de los insumos necesarios para estimular al votante ingenuo y desprevenido, como por ejemplo 2.500 toneladas de lechona y 1500 toneladas de tamal tolimense.

Por último, el ingeniero Cuberos reveló que una de las tuneladoras estaría siendo empleada en abrir un boquete del tamaño de Circasia  a través de las normas electorales y que cinco perforadoras de percusión estarían siendo operadas para romper los topes de gastos de las campañas.

“Aquí vino el patrón como con veinte guardaespaldas  todos asustados y  con casco, y  le dijo muy bravo a todo el mundo que le movieran ya toda esa maquinaria que la necesitaba, que además todo eso que estaba ahí era de él y no de ningunos venecos pendejos . Se llevaron todo, y hasta el sol de hoy”, señaló el ingeniero.

Comentarios

Comentarios