Publicado el por en Bogotá, Política.

La campaña para la alcaldía de la Capital sigue registrando hechos curiosos. El más reciente tuvo lugar el domingo por la tarde, cuando el aspirante por la coalición Mira-Partido Liberal-Partido de la U e intermedios, Rafael Pardo, fue invitado a probar una cámara kirlian, dispositivo a través del cual se puede observar el aura de una persona, instalado en un pasillo del popular centro comercial Gran Estación.

“Un señor parecido al doctor Pardo estaba todo querendón, saludando a todo el mundo y entregándole papelitos. Yo le dije al compañero que no podía ser él porque se veía muy entrador, pero que igual me dejara ir a arrimar. Y sí, resultó ser el doctor Rodrigo Pardo. Le dije que encantado de conocerlo, que yo ya lo distinguía pero que me alegraba mucho de saludarlo y que le regalábamos una lectura del aura cortesía de la casa, la casa astral”, afirmó uno de los dos dependientes.

“Acá todo el que se sienta le sale algo, pero se sentó ese señor y es que nada, ¿oiga? Creímos que algo había fallado. Hicimos otro intento y no, nada, como si estuviera apagada. Y el doctor pregunte, hasta un pesado que estaba ahí de sapo dijo que le iba a salir de todos los colores por lo que ese como que es de todos los partidos”, complementó el segundo dependiente.

“Entonces le dije al compañero que ese man es severo ser de luz que se pusiera y sí claro, de una marcó. Pero cayetanos ambos, le dijimos al doctor Rodrigo que mil disculpas que era que la máquina se había dañado. Uno de los asistentes sí se la pilló y estuvo de acuerdo en dejar así. Nos contó que a veces pasa que en las máquinas de rayos X de los aeropuertos no se ve cuando pasa”.

Consultadas, varias fuentes de la campaña prefirieron no referirse al hecho. Solo una dijo que el hecho tenía que ver con que el nuevo carisma que le fue implantado a Pardo “todavía no ha pelechado”.

Comentarios

Comentarios