Publicado el por en Innovación, Tecnología, Tendencias.

El invento es de dos emprendedores paisas y ya es un éxito en las ventas informales de accesorios para celular en el país.

“En esto de ser innovador hay que estar mosca mijooo, p’antier es tarde pa-pá”, aseguró, vehemente, William Aranzazu, uno de ellos.

Aseguran que la continua observación de usuarios de estos dispositivos con el cable en los labios les ‘prendió la bombilla’ e inmediatamente se pusieron manos a la obra. Buscaron un proveedor de saborizantes artificiales del sector chiclero así como uno de cables aptos para el consumo humano, el cual consiguieron en la China gracias al sitio web alibaba.

El de tocineta, fue su primer manos libres saborizado y ha sido un éxito. “Sobre todo las mismas peladas que hacen dieta son las que nos lo promocionan en el voz a voz, dicen que si se pasan todo el día con el cablecito en la boca no les da hambre. Mirá la maravilla: lo pensamos para que la gente pudiera tener una experiencia de uso de su celular con mayor sabor, y el mismo mercado le ha dado otro uso, ahora también es un dispositivo adelagazante”, complementa José Jairo Jaramillo, el otro inventor del producto.

La única queja que han recibido proviene de los propietarios de caninos, los cuales piden que en las instrucciones de uso sea explícita la recomendación de no llegar a casa con uno de ellos colgado. “A un primo el fila brasilero que tiene en el apartamento le arrancó un pedazo, el olor lo sobreestimuló y por más que fuera el amo, al llegar este a casa no respetó, se le mandó muy ansioso y tocó después con implantes taparle el hueco”, asegura un usuario.

Para mediados del próximo mes se tiene previsto el lanzamiento del sabor a cardamomo.

Comentarios

Comentarios