Publicado el por en Internacional.

Más de una vez han sorprendido sus asesores a Nicolás Maduro viendo, entusiasmado, las imágenes de su homólogo estadounidense Donald Trump firmando órdenes ejecutivas, dicho popularmente, “a diestra y siniestra”.

“Lo hemos visto salivar, ansioso. Anda curioso, qué te digo, inquieto: ahora entras a su alcoba y si te fijas, ahí mismito te cambia de canal, como si estuviera viendo porno, pero no es porno, es Cnn C-Span. Pretende que no nos damos cuenta qué se trae por todo eso de lo perverso del imperio y de la maldad de los yanquis a lo que tiene que serle fiel, pero aquí todos sabemos que cada que puede arranca a ver al Trump y cómo echa esas órdenes. Es su gran placer culposo”, asegura un familiar del líder de la Revolución Bolivariana.

Fuentes de la entraña de Miraflores le confirmaron a este medio que en más de una ocasión Maduro le ha preguntado en voz baja a sus asesores que “si él también puede firmar esa órdenes”.

De recibir luz verde, ya tendría listo un primer paquete, del que harían parte una para clasificar a Venezuela al Mundial de Rusia 2018, otra para convertir toda el agua del lago de Maracaibo en petróleo sin necesidad de extracción previa y una última para que Pastor Maldonado sea reconocido como campeón mundial de Fórmula Uno 2013-2016.

Comentarios

Comentarios