Publicado el por en Bogotá.

Hoy es un día triste para Transmilenio S.A. En horas de la madrugada falleció a causa de una complicación renal “Cuchiflí”, carismático macaco que en los últimos cinco años tuvo a su cargo el despacho de los buses que hacen parte del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá, incluidos los articulados que sirven las troncales.

La historia de ‘Cuchuflí’ en la empresa data de 2011 cuando un error de un funcionario de la administración Samuel Moreno -presumiblemente, dada la envergadura del mismo, bien pudo tratarse del mismo Moreno-, fue trasladado del Centro de Recepción de Flora y Fauna Silvestre del entonces Departamento Administrativo del Medio Ambiente a Transmilenio. En dicho centro se recuperaba de las heridas que tenía en su cuerpo luego de varios años en poder de los inescrupulosos dueños de un circo.

“El miquito llegó y pues, imagínese, todos a verlo y darle del banano que pedíamos para la sopa y todos encantados, pero nadie daba con qué ponerlo a hacer. Como dos días después se enfermó el jefe de despachos y control rutas y lo sentamos en su puesto. Y como que le gustó. Se puso todo contento y con la ventaja de que él sí no se estresaba. Y ahí se quedó, con el tiempo hasta le hicieron un contratico temporal con una cooperativa”, afirma una empleada de Transmilenio S.A. que fuera su amiga y confidente los últimos años. “Yo la verdad quise mucho a ‘Cuchuflí’, estoy destrozada”.

“Eso era un plato. A veces se emocionaba, empezaba a echar alaridos uuuuuuuhhh aaaaa aaaa aaahhh uuuhhhh y suelte buses a la lata, de a diez por ruta uno tras otro. Luego se distraía jugando con su colita y podía pasar hora y media sin soltar ninguno, un personaje”, añade un colega.

El macaco desempeñó a cabalidad su cargo hasta hace dos meses cuando comenzaron los problemas de salud. “Una tristeza verlo malito y triste, él que era solo risas. Yo creo que a la larga se dejó afectar del estrés de todos acá, y se fue apagando, con el agravante de que la EPS no le quiso cubrir nada que dizque porque no había hecho la declaración extrajuicio de cotizante en situación de animalidad, ¿pero cómo?”, reclama su colega.

Hasta la fecha, el cargo de ‘Cuchuflí’ permanece vacante. El proceso de selección de su reemplazo no ha sido exitoso dado que todos los aspirantes han demostrado tener un coeficiente intelectual entre medio y alto.

Comentarios

Comentarios