Publicado el por en Política, Tendencias.

Una iniciativa de la bancada parlamentaria del Valle del Cauca acaba de lograr la aprobación en último debate de la ley que convoca a un referendo mediante el cual se pretende elevar a precepto constitucional la prohibición de “elaborar y comercializar pandebonos con bocadillo en el territorio nacional”.

Liderada por Roy Barreras, referente de este departamento, la propuesta fue tomando vuelo y con facilidad y vía ‘pupitrazo’ aprobó las distintas instancias hasta hacerse anoche realidad.

“Es un paso enorme en la salvaguarda de algo tan importante para una sociedad como lo es su patrimonio material, en este caso en su expresión gastronómica. Tengo aquí a la mano un estudio de la Universidad del Valle que encuentra una asombrosa coincidencia entre el momento en que dicho sacrilegio comienza a producirse y aquel, también fatídico, en el que el reguetón desplazó a la salsa en el gusto musical de mi gente linda del Valle”, afirmó Barreras.

Para la aprobación fue decisivo el apoyo de la senadora Vivianne Morales, quien, a su vez, citó otro estudio de la Universidad de la Sabana según el cual el calor de la guayaba y el color rojo del bocadillo ejercen un “poderoso efecto gatillo” en las hormonas de los adolescentes que consumen dicho amasijo.

Opositores al proyecto aseguraron que en retaliación no descartan una consulta similar para castigar con trabajo social el “dirigirse al pan en términos de pam”, como lo explicó una desencajada senadora Claudia López.

Comentarios

Comentarios