Publicado el por en Deportes, Innovación, Judicial, Tendencias.

barrasbravas

La Liga Águila II que comienza el próximo fin de semana trae una novedad que promete dar mucho de qué hablar. Se trata de una nueva columna en la tabla de posiciones correspondiente al aguante de las hinchadas que será utilizada como ítem de desempate llegadas las instancias definitorias.

“Ya era hora de que tanta pasión y entusiasmo de los seguidores tuviera una recompensa real. Que los hinchas pudieran incidir en la campaña de su equipo”, asegura “Koalo” jefe del equipo de creativos del patrocinador.

Así las cosas, la Dimayor en conjunto con Águila conformarán un CEA (Comité Evaluador de Aguante) que fecha tras fecha le dará un puntaje a cada equipo. Dicho comité estará conformado por tres críticos de barrabravismo argentinos, a quienes se les tuvo en cuenta por su trayectoria y conocimiento de la cultura barrista; tres barristas retirados de equipos ya desaparecidos como Academia Compensar, Alianza Llanos y Unicosta invitados por su conocimiento del medio y por María Emma Mejía, por aquel artículo de la Constitución que obliga a tenerla en cuenta en cuanto comité se conforme en el país.

Ellos tendrán en cuenta aspectos cuantitativos y cualitativos. Entre los primeros están, entre otros, cantidad de hinchas en la tribuna, número y extensión de cánticos, buses contratados en caso de viaje, sobrevivientes de desplazamientos en camabaja, inventario de trapos desplegados y tanto la hora en la que la barra comenzó a hacer el aguante en las afueras del estadio como la cantidad de dinero que lograron recaudar por medio de la tradicional pedida de la liga. Entre lo cualitativo entrará a contar la afinación de los cánticos e instrumentos, el grado de imitación del acento argentino y el trazo de los diseños de los trapos así como la sostenibilidad y la responsabilidad social. Esto último comprende la elección de materiales reciclados para las salidas y el evitar el uso de aquellos que, como el polvo de extintor, puedan ser dañinos para el medio ambiente. El buen comportamiento, que incluye evitar las groserías y, en particular, el aseo personal de los miembros de las barras también será tenido en cuenta.

Toda esta información será introducida a un computador sellado y certificado por la dirección de apoyo a localidades el cual mediante un algoritmo ultrasecreto que aportó el mismísimo Rodolfo Llinás -que es hincha fanático del Once Caldas, en realidad su pelo es negro- arrojará el puntaje para registrar en la tabla oficial de la Dimayor.

El aspecto más polémico de la propuesta es el que prevé un combate a campo abierto y con cantidad de bajas previamente pactada entre sus hinchadas en caso de que dos equipos igualen en aguante.

Comentarios

Comentarios