Publicado el por en Tendencias.

Un "niño" muy recordado.

La arraigada costumbre de llamar “niña” a cualquier mujer entre los 15 y los 50 años que presta algún servicio deberá extenderse forzosamente a los varones.

O por lo menos así lo estipula una nueva ley de igualdad de género que ya superó tercer debate en el Senado promovida por varias ONG que de tiempo atrás han defendido esta justa causa.

“En todas partes se ve: señores llamando ‘niña’ a la mesera, a la cajera, a la que lo atiende en el almacén. Pero también los periodistas, ellos no han dejado, por ejemplo, de decirle ‘niña’ a una señora hecha y derecha como, por ejemplo, Mariana Pajón. Recuerdo también que hablan de ‘las niñas’ de la selección de fútbol, cuando algunas de ellas ya están en el umbral de la menopausia”, explicó Manuela Peralta, principal promotora de la iniciativa.

“Hicimos varios intentos con campañas para transformar esta forma de macromachismo, pero sin éxito. Es que ni las mismas mujeres ayudan: ahí están las reinas refiriéndose a sus compañeras como ‘la niña de Cundinamarca’ o ‘la niña de Santander’, por eso entonces, gracias a la asesoría de unos noruegos, optamos por una adaptación transformadora inversa a la realidad, y de ahí surge este proyecto”.

De aprobarse, será obligatorio, por ejemplo, decirle al taxista “niño, lléveme al centro”; al celador “niño, anúncieme en el 201” o en las discotecas al bouncer , “niño, no moleste que yo soy amigo del dueño”. En esa misma línea, habrá que referirse a los triunfos y derrotas de los niños de la selección de Pékerman.

Comentarios

Comentarios