Publicado el por en Bogotá.

Peñalosa precisó que las lozas se rompieron por su calidad biodegradable y ecológica

La declaración se dio esta semana tras un debate en el que se le preguntó al candidato vitalicio Enrique Peñalosa por la falla en la resistencia de las lozas de la troncal Caracas del sistema masivo.

Al pedirle una explicación por el gasto de la virtual reconstrucción de dicha vía, el candidato explicó que la idea era que las lozas de concreto fueran biodegradables para no afectar el medio ambiente. Al respecto explicó:

“Nuestro plan de de gobierno fue hacer una ciudad para las personas, donde los niños pudieran ir libremente por verdes prados con flores, jardines, avenidas de chocolate, ríos de miel y arco iris permanentes. Las losas de Transmilenio fueron diseñadas para que los unicornios pudieran galopar felices junto a los articulados que llevarían ciudadanos esperanzados en un futuro mejor. Es por eso mismo que decidimos construir la calzada de un concreto biodegradable que pudiera descomponerse en la naturaleza y no contaminar el planeta para las siguientes generaciones de bogotanos.”

La explicación de Peñalosa no fue menos que desconcertante para el público que reaccionó con incredulidad ante el costo que ha tendido para la ciudad la reconstrucción de la calzada de la Avenida Caracas. Ante la pregunta de un asistente al debate sobre el detrimento patrimonial, el candidato sentenció:

“Una ciudad feliz y biodegradable no es barata, nosotros hicimos ese esfuerzo y espero que los bogotanos valoren el gesto y nos recompensen con su voto en las próximas elecciones.”

Comentarios

Comentarios