Publicado el por en Ambiente, Bogotá, Innovación, Tendencias.

adoptachiguiro

“Ponte Chigüi” se llama la campaña emprendida por varias organizaciones ambientalistas y animalistas para promover la adopción de chigüiros del Casanare por habitantes de Bogotá.

“La idea es poner a prueba a todos los que a diario en las redes sociales lamentan las tragedias ecológicas y que creen que un like o un retweet van a cambiar el mundo. ¡Ooooobvio no! Entonces los queremos en acción, y qué mejor que adoptar uno de estos nenés, sacarlo a pasear, bañarlo, en fin, darle amor”, afirma Lola Urrutia, promotora de la campaña que tendrá como eslogan “Keep calm and Chigüi”, que en español sería “Cálmate y chigüiro”.

La iniciativa cuenta con el decidido respaldo de Fenalco Bogotá, que ve en esta campaña la oportunidad para incentivar nuevos emprendimientos, como los colegios de chigüiros en donde les enseñen a no devorar los terrarios y cultivos hidropónicos de sus dueños o el césped del Park Way y a no recibir gaseosas, peligrosas para los animales por su alto contenido de azúcar y su vínculo con multinacionales. Por razones que preocupan a algunos, el asadero El Motorista, miembro de esta entidad, ha sido el más interesado en generar apoyos dentro del gremio.

“¿Un chigüi? Mk, óptimo, weon, pero que tenga papeles, pedigrí, claro”, respondió Samu Jaramillo, estudiante de arquitectura de una prestigiosa universidad, cuando se le preguntó si adoptaría uno de estos roedores.

No obstante el entusiasmo, algunos ven con reservas la cuestión. El concejal Juan Carlos Flórez aseguró que todo esto, aunque movido por buenas intenciones, no es sino otro caso “de supina improvisación” de la Alcaldía. Cuando se le aclaró que el Distrito no tenía nada que ver, replicó: “No importa, igual, el que no hayan hecho nada para impedirlo demuestra que están improvisando”. Por su parte, trascendió que el asunto tampoco es bien visto en la Procuraduría dada la promiscuidad característica de esta especie, que bien podría poner el listón muy alto en la sexualidad de los adoptantes, los cuales, según el vocero consultado, darían todo de sí para alcanzarlo pues “estamos lidiando con jóvenes vegetarianos y librepensadores”.

Por último, se supo que el Cici Acuapark y sus piscinas servirán de hogar de paso de los animales mientras encuentran hogar. Allí mismo funcionará desde este 10 de abril la atracción “Chigüiros extremos”, en la que los visitantes podrán disfrutar de una experiencia de nado salvaje en compañía de una manada previamente sobreestimulada con importantes dosis de tinto y bebidas energizantes producidas artesanalmente en Tabio.

Comentarios

Comentarios