Publicado el por en Innovación, Salud y bienestar, Tecnología, Tendencias.

FucktasticDef

Una polémica aplicación que permite a sus usuarios compartir en redes sociales los detalles de sus relaciones sexuales, fue desarrollada por la misma empresa que creó Tinder y promete dar mucho de que hablar. Desde el lunes está disponible para Android y iOS

Para obtener datos precisos requiere de una pequeña banda que se ubica en la genitalia bien sea masculina o femenina la cual envía los datos al smartphone vía bluetooth. Así, al terminar el coito, ambos participantes pueden revisar en su dispositivo el número exacto de orgasmos, de calorías quemadas y llevar registro de felaciones y compartir la información en sus redes sociales. El desarrollo de dicho accesorio ha sido extremadamente cuidadoso para evitar adulteraciones de usuarios interesados en inflar sus cifras.

De igual forma, informa si el encuentro ha permitido que un óvulo sea fecundado, esto último ideal para parejas en busca de “encargar”.

El controversial invento permite también llevar un registro acumulado anual de cada una de las categorías, fijarse metas y establecer desafíos para retar a los amigos. Por último, cuenta con el modo “Forever alone”, para el cual sobran las explicaciones, pero que, según sus desarrolladores, les permitirá llegar a un target compuesto en su mayoría por usuarios asiduos de Twitter y fanáticos de los juegos de rol.

“Esto hubiese sido imposible hace unos años no solo porque no contábamos con la tecnología, sino porque la sexualidad era algo reservado, un tabú. Por fortuna los tiempos han cambiado y hoy la sexualidad es algo abierto, público, motivo de orgullo para quienes la ejercen con rigor y vigor. Me parece fenómenal, yo ya la descargué y todas las mañanas publico en mi feis el balance de mi noche de pasión. Claro, algunas amigas solteronas y amargadas me han dejado de seguir, pero qué importa, problema de ellas”, aseguró a AP la reconocida sexóloga Carmen Larrazábal.

La única preocupación de los primeros usuarios varones tiene que ver con los términos y condiciones, pues estos autorizan a los desarrolladores a utilizar la información con fines no muy claros. Dado que uno de los datos que se recopilan es del de “tiempo promedio entre erección y eyaculación” algunos temen que esta termine en manos de traficantes de datos que la ofrezcan a organizaciones femeninas lo que podría eventualmente dar pie a estigmatizaciones y escarnio de quienes sufren disfunciones.

Para descargarla, hacer clic aquí usuarios de Android y aquí los de iOS.

Comentarios

Comentarios