Publicado el por en Política, Salud y bienestar.

La ñoñomanía, ese extraño hábito de votar, negociar y relacionarse con el hoy capturado senador Bernardo “Ñoño” Elías podría ser considerada una enfermedad mental, según una reciente publicación del Journal of Modern Psychiatry.

La revista científica sostiene que los síntomas de esta patología incluyen pérdida selectiva de la memoria para episodios relacionados con contratos y financiación de campañas, episodios de pánico ante las autoridades y brotes de ‘bulalia’ (acto de hablar desenfrenadamente como Otto Bula).

“La ñoñomanía está afectando cada vez mas personas en Colombia, es por eso que estamos evaluando la posibilidad de declararla mal endémico del trópico. Con esta declaración esperamos que las autoridades sanitarias hagan uso de facultades extraordinarias para detener la propagación de este mal que está carcomiendo al país, y cuyas consecuencias son mas graves que el Chagas, la Lehismaniasis, el Zika y el ya menguante Chikunguña”, manifestó Phillipe D’Argent, autor del artículo.

“La salud del presidente de la república es un asunto de seguridad nacional y de máxima confidencialidad. Si ustedes como periodistas detectan en él los síntomas es asunto suyo, no me referiré más al tema”, complementó.

Si bien la ñoñomanía no tiene cura comprobada, su contagio se puede evitar llevando una vida relativamente honesta y evitando cualquier tipo de contacto con pacientes sintomáticos de este mal.

Comentarios

Comentarios