Publicado el por en Economía, Internacional.

El clima de tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte se hizo aún más agudo hoy tras conocerse el interés de Kim Jong Un en la bomba pensional colombiana.

“Esto sería fatal. Que desarrolle misiles balísticos intercontinentales, preocupante pero manejable; que logre construir la bomba H, grave pero ahí se verá qué se hace; en cambio, la bomba pensional colombiana ya llevaría la confrontación a un nivel inimaginable”, asegura Karl Marczuky, del Instituto de Análisis de Política, Armas y Conflicto con sede en Chicago.

Conocida también como la madre soltera de todas las bombas, la pensional colombiana tiene la capacidad de pulverizar la institucionalidad y la economía de cualquier país. El país suramericano la posee como parte de un plan nacional de autodestrucción y tiene previsto estallarla en un plazo no mayor de seis años.

Como es natural, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desconocía la existencia de la misma. Una vez sus asesores le informaron su rostro fue, según presentes, de ‘pánico en estado puro’.

Entre otros, un eventual uso bomba pensional colombiana le permitiría a Corea del Norte contar con cientos de feroces y ociosos pensionados de esta nacionalidad dedicados 24/7 a insultar intereses norteamericanos así como a difundir todo tipo de información falsa contraria a los intereses estratégicos del Pentágono mediante cadenas de Whatsapp.

Comentarios

Comentarios