Publicado el por en Internacional, Tecnología.

Una nueva y lamentable excentricidad protagonizó hoy el temperamental líder norcoreano Kim Jong ordenó fusilar a Xi Ming Fon, diseñador chino del cable para cargar los teléfonos iPhone, las tabletas iPad y los reproductores de música iPod.

Todo apunta a una fatal coincidencia: el daño en el cable del iPhone 7 nuevo del dictador, pelado y en corto tras solo dos semanas de uso y la presencia en suelo de su país de Ming, hijo de padres norcoreanos.

“El queridísimo líder se enfadó mucho esa mañana al ver que su teléfono occidental no había cargado durante la noche por culpa del cable que se había pelado, pidió entonces que le llevaran al ‘subnormal’ -así dijo-  que había diseñado tan precario producto”, declaró una fuente de entraña del régimen de Pyongyang.

Aunque nadie se atrevió a decírselo, todos en su entorno creían que este deseo sería difícil, virtualmente imposible de cumplir dado que el requerido seguramente, o al menos eso creían, se encontraba en Cupertino, California, Estados Unidos.

Pero grande fue la sorpresa de la inteligencia norcoreana cuando detectaron que Ming, de nacionalidad china y por tanto habilitado para pisar suelo del país comunista, se encontraba de casualidad allí visitando a una tía abuela por la que siempre había profesado enorme respeto y admiración. Lo siguiente es un capítulo más en la larga historia de barbarie, totalitarismo y arbitrarios caprichos de Kim. Al parecer, como es su costumbre y como ya lo ha hecho incluso con familiares, lo puso como blanco de un misil balístico liviano.

El tema de la calidad de los cables de los productos Apple ha sido motivo de polémica más de una vez. Mientras funcionarios al interior de la firma aseguran que un 85% de los ingresos de la misma corresponden a la venta de estos accesorios, recientemente se destapó un escándalo al revelarse que la firma 3M fabricante de cintas pegantes había propiciado la pésima calidad de los mismos. En su momento también se supo que como homenaje a esta característica tan representativa de la marca, los cables de la nueva sede de Apple iban a estar todos pelados desde el primer día.

Comentarios

Comentarios