Publicado el por en Nacional, Salud y bienestar.

pedodef

El hecho se presentó en la noche de ayer a la salida de la ciudad de hierro “River View Park” por estos días instalada en Cali cuando el joven Rodrigo Balanta de 16 años terminaba su primera cita con una compañera de colegio. Ya habían disfrutado de la cita cuando Balanta se desplomó súbitamente mientras se dirigían a la estación del “Mío”

“Nosotros vimos al pelao como verde y yo hasta se lo señalé a mi señora, cuando de pronto se desplomó y empezó a convulsionar. Ahí mismito llamamos ambulancia, que llegó como a las dos horas y pues ya no hubo nada que hacer, una pena, la pelada lloraba”, aseguró un testigo.

La necropsia arrojó un peculiar resultado.  “En efecto, la acumulación de gases produjo una hipoxia interna del recto conduciendo a una irritación severa que, por las condiciones atomosféricas internas anómalas debidas justamente a la presencia de los gases que componen los flatos tales como sulfuro de hidrógeno, metilmercaptano y escatol desembocó en hermorragia. Es algo que casi nunca ocurre, pero que por desgracia esta vez pasó”, comentó el médico Arsenio Baloyes, director de la seccional Occidente de Medicina Legal.

“Al parecer el muchacho ingirió chontaduros pasados comprados en la calle 14 en horas de la tarde, lo cual le produjo fuertes retorcijones y la mencionada acumulación excesiva de gases que, todo combinado nos condujo a este lamentable desenlace fatal. Eso si puedo asegurar que sus ultimas horas no fueron de agonía ya que los gases, es bueno que lo sepan, causan también un estado de desconexión progresiva e incluso placentera, como de desprendimiento, posterior a las molestias que, por cierto, todos hemos experimentado alguna vez en la vida cuando departimos con amigas tras un asado con mucha carne roja”, añadió.

“El consuelo es que nos dejó en medio de una sensación de placidez”, complementó la madre del joven, Marlén de Balanta quien añadió que “él siempre desde pequeñito fue muy tímido, no le gustaba incomodar a nadie, muy cortés”. La familia  de Rodrigo anunció que creará una ONG en su memoria que se llamará “Gas para la paz” y estará enfocada en el tratamiento sicológico y social de las personas que tratan de evitar sus gases en publico. “Que su pérdida sirva para de una vez por todas superar ese absurdo estigma para con quienes desarrollan en público lo que al fin y al cabo es un proceso natural”, complementó su tío, Alirio Balanta, quien será el representante legal y vocero de la entidad.

“Es de verdad una injusticia y duele en el alma que por una estúpida norma social se sacrifique la vida de alguien que era reconocido por propios y extraños como una persona ejemplar, amigo de sus amigos, buen alumno, líder cívico y futura promesa de la venta multinivel”, añadió uno de sus amigos presente en las exequias.

Comentarios

Comentarios