Publicado el por en Aunque usted nos lo crea, Paranormal.

VirgenInstagram

 

Jamilson Vallejo revisaba como todas las mañanas su timeline de la red social Instagram cuando se encontró con una imagen que lo dejó perplejo: la de un destello en cuyo centro se alcanza a dibujar la silueta de quien sería la Virgen María. Dicha fotografía había sido publicada por un perfil cuyo nombre de usuario era, en efecto, virgen_maria y debajo de la misma se podía leer el enigmático mensaje: “Estoy contigo donde menos te lo imaginas”.

“Apenas la vi le hice captura de pantalla y luego, ahí sí,  caí de rodillas. No podía creer que fuera yo el escogido para esta bendición. Grité y todos los de la casa vinieron y la vieron. Mi madre, que es muy devota, se desmayó mientras mis hermanas rompieron en llanto. Mi padre hace dos meses se fue por pam y no volvió”, declara Vallejo.

“Ahí mismo le armamos un altarcito y avisamos a los vecinos. Mi hermana se hizo en la puerta y les cobraba una contribución voluntaria a los que querían entrar, al rato ya la fila le daba tres vueltas a la manzana. Pero entonces pasó que se quedó sin pila el aparato y cuando lo conecté y volví a abrir el instagran ya no estaba, el perfil tampoco existía, no alcancé ni siquiera a ver cuantos seguidores tenía, pero que fue un milagro, fue un milagro, ois”, concluye.

Consultado, un sacerdote vocero de la Arquidiócesis de Cali le dijo a Ap que “este tipo de fenómenos hay que asumirlos con cautela, pedirle al Espíritu Santo el don del discernimiento para saber qué viene de Dios y por dónde se asoma el maligno para confundirnos. Habría que ver lo que le pasó a Jamilson, aunque yo no descartaría que la Virgen decida también buscar canales y tecnologías más acordes con estos tiempos para tocar la vida de sus hijos”.

Por lo pronto, ya se creó un grupo en Facebook para pedirle al Vaticano no solo que reconozca el hecho sino que declare a esta nueva advocación de la madre de Jesus como “Nuestra Señora de Instagram”, patrona de los amantes de los gatos, la comida cara y las selfies.

Comentarios

Comentarios