Publicado el por en Judicial, Política.

"Nos pusieron a llenar este formatico y a autenticarlo en notaría", parece decir Pablo Catatumbo.

Entre los muchos temas que se han tratado en la mesa de La Habana hay uno que merece, en el mejor de los casos, el calificativo de curioso y tiene que ver con la aspiración, varias veces comentada, que tendrían los jefes de las Farc de que Colpensiones les reconozca las semanas que han pasado en el monte para efectos de la cotización que les permita gozar de su pensión.

“Hermano, entienda: se acaba esto y nosotros quedamos en la calle. Necesitamos al menos una entradita. Entienda una cosa: ser ex guerrillero cuando hay guerrilla es una profesión muy rentable: o sino mire a León Valencia. A usted lo invitan todas las semanas a foros, le piden asesorías, lo invitan a Hora20, monta una fundación y se pone un sueldo decente, pero todo porque hay guerrilla y necesitan gente que hable de ella. Pero sin guerra pues se acaba todo eso y nosotros quedamos en la inmunda. Y con lo cara que está la pensión del Francés, con lo que están pidiendo por un apartamento en las Torres del parque, imagínese”, le confió al corresponsal de AP uno de los negociadores “farianos”.

Según este miembro del estado mayor de la organización insurgente, fueron muy pocos los frentes que en estos sesenta años incluyeron en el salario de sus combatientes lo correspondiente a salud y pensión. “Eso siempre fue un desorden, es que la jefa de recursos humanos de cada frente por lo general era la moza del comandante y estaba ahí más por ser la moza que por saber de eso, ¿sí me entiende? Solo algunos se pusieron medio serios después de la auditoría que mandamos a hacer en el 2005 con unos gringos, pero sucede que todo lo de antes de ese año no hay manera de soportarlo con planillas, recibos, nada hermano. La única que está salvada es Tanja, que cada rato nos hace fieros”.

En este orden de ideas, los subversivos han insistido que el tiempo que pasaron en las filas bien puede homologarse como semanas laboradas, pues “estábamos trabajando, claro, construyendo la revolución, ¿le parece poca cosa?”

Comentarios

Comentarios