Publicado el por en Economía, Innovación.

La resaca por la venta de Isagen durará poco gracias, una vez más, al inagotable ingenio de los antioqueños.

Un desarrollo tecnológico a cargos de dos jóvenes innovadores paisas permitirá transformar un recurso natural abundante en Colombia, la llamada mala energía, en energía eléctrica. Cálculos iniciales apuntan que esta nueva fuente podrá aportar hasta el 30% del recurso energético que demanda el país.

“Ya hicimos las pruebas piloto el año pasado y funcionó. Durante la final entre Nacional y Junior fuimos con los páneles a un bar donde se reunían hinchas del DIM para lo de la captación y resultó un éxito. Sacamos 1.4 gigavatios, suficientes para iluminar a Medallo tres noches seguidas”, afirma William Aranzazu.

“La idea es comenzar con este tipo de captaciones masivas en situaciones como la anterior. Es decir, en eventos deportivos que es cuando, según hemos detectado, más mala energía se emite, sobre todo cuando son deportes individuales y hay un colombiano con opción de ganar. Aunque muchos parecen estar haciéndole fuerza, lo que nos dicen nuestros sensores es que la mayoría en realidad quiere que la embarre para poderle caer, esa mala energía es la que buscamos retener con los páneles y proceder a reconvertirla”, complementó Arley Bedoya, su socio en este emprendimiento.

“Los reinados, sobre todo los reinados, ahí todos quieren que las candidatas la embarren en las respuestas, te doy un dato: con la mala energía que bota una sola, oíme bien pues, una sola familia durante un reinado de Cartagena podemos iluminar un municipio pequeño durante toda una semana”, añade Bedoya.

La revelación de los partes médicos de Falcao, las carreras de Juan Pablo Montoya, las alocuciones del presidente de turno y las entregas de premios a nivel cultural en los que hay compatriotas nominados serán algunos de los eventos en los que se instalarán los mencionados páneles. De prosperar, lo siguiente será dotar a cada ciudadano -por ley- de un pequeño y práctico dispositivo captador que funcionará con una pila recargable, desde luego, con mala energía, es decir, es 100% sostenible. Entre más rechazo genere el hecho de portarlo mayor será su aporte al sistema interconectado nacional.

Desde ya el Gobierno ha mostrado interés en la iniciativa, lo primero que indagó fue la cotización del colombiano promedio generador de mala energía en el mercado internacional pensando en una posible venta al por mayor de connacionales para financiar las carreteras 5G.

Comentarios

Comentarios