Publicado el por en Salud y bienestar.

MamisPapis

El Instituto que vela por el bienestar de la niñez en Colombia asegura tener evidencia científica de que el uso del “mami” y en menor medida del “papi” para referirse a los menores tiene una “fuerte e indeseable incidencia en las cifras de embarazo adolescente en Colombia”.

Con base en esto, esta semana lanzará la campaña “Nada de mami, mami; nada de papi, papi”, con la que pretende concientizar a los padres de familia sobre las implicaciones que en el mediano plazo puede tener escoger tal apelativo para dirigirse a sus niñas y niños.

“Es un tema de programación neurolingüistíca. Es que si tu desde los dos años estás oyendo que te dicen mami, pues eso activa una serie de conexiones neuronales que van abonando el terreno para un embarazo temprano. Recuerda que la palabra es poder”, afirma Lola Urrutia, de la oficina de saberes alternativos de la entidad y encargada de implementar la iniciativa.

“Y con los niños igual. Si desde tan peques ya les meten en la cabeza que ellos son unos papis, es muy probable que, aún sin que lo hagan de manera consciente, apenas lleguen a la adolescencia y se desarrollen, busquen la manera de que sean, de verdad, papis”, añadió.

Por su parte, su asistente, Damaris Contreras, hizo un llamado “a todos los papitos y mamitas para que sean multiplicadores de esta campaña y la socialicen entre sus amigos y allegados”.

Aunque las cifras muestran una ligera reducción en los últimos años, el embarazo adolescente sigue mostrando números alarmantes en Colombia. No más en el 2014 se calcula que alrededor de 160.000 mujeres entre los 15 y 19 años dieron a luz. Este fenómeno tiene fuerte incidencia sobre otras problemáticas, entre las que sobresale la deserción escolar.

Comentarios

Comentarios