Publicado el por en Tendencias.

El himno colombiano, alguna vez el segundo más bello del mundo, sigue en caída libre en el escalafón que mensualmente elabora la World Anthem Federation, con sede en Salzburgo, Austria.

En el más reciente listado figura en el puesto 17, el lugar más bajo que ha ocupado desde la creación de esta clasificación. Factores como la desafortunada versión que de este hiciera Juanes, su reproducción diaria en las emisoras consolidando una reacción de fastidio en los radioescuchas así como la aparición de nuevos rivales pertenecientes a países que han repotenciado el suyo añadiéndole sonidos contemporáneos explicarían su mal momento.

Lo cierto es que el declive ha prendido todas las alarmas en el alto gobierno, pues significa que uno de los principales pilares de la identidad nacional empieza a resquebrajarse. Lo anterior explica el pedido amable y patriótico de la oficina de prensa de la Casa de Nariño a los medios de comunicación para no darle mayor despliegue a la noticia.

“Es algo fatal por dónde se le mire. Es un dardo al corazón del orgullo patrio, pero también representa una serie de gastos en un momento de apretón. Nos toca mandar recoger textos escolares, folletos turísticos y echar cemento sobre las placas en las que se habla del himno como el segundo más hermoso del mundo”, aseguró una fuente de Palacio.

Como alternativas para que la obra compuesta por Rafael Núñez recupere puestos se ha contemplado la de añadirle una nueva estrofa “con más flow” que estaría a cargo de alguno de los referentes actuales de la música colombiana como Maluma o J Balvin.

Comentarios

Comentarios