Publicado el por en Judicial, Tendencias.

Luego de los múltiples inconvenientes que la entrada en vigencia del nuevo Código de Policía ha traído para los amantes de esta variedad de helado, los alcaldes de las principales ciudades han llegado a un principio de acuerdo con la agrupación que reúne a los más connotados amantes de este producto, Colronpas.

“Se trata de una persecución sistemática: los policías ya no pueden ver a nadie comiendo helado en el espacio público porque inmediatamente piden una pruebita para comprobar si es o no de ron con pasas. Donde llegue a serlo, agárrese de la crin: vienen los abusos, la persecución. Hemos sido víctimas de una injusta estigmatización”, asegura su director ejecutivo (e), Jorge Luis Forero.

Ante tal situación, la entidad elevó una voz de protesta que fue escuchada por los mandatarios. Lo acordado establece que cada centro urbano del país contará con un parque en el que se tolerará dicho consumo, toda vez que no exceda un límite determinado de calorías, ni que las parejas se sobrepasen, por cuenta de la excitación natural que la ingesta de estas produce combinada con el ron y el ‘no se qué no se dónde’ afrodisíaco de las pasas, en sus demostraciones afectivas. Estas “en todo momento deberán estar en el marco de lo autorizado por el mismo código”, aseguró un vocero de la entidad que reúne a los burgomaestres.

Estos fueron enfáticos en que “en ningún caso” se permitirá su consumo mientras se transita por aceras y otras áreas de uso público.

Bueno recordar que esta población ya se vio afectada en su momento cuando entró en vigencia, en 2014 la ley que elevó las sanciones para los ebrios al volante.

Comentarios

Comentarios