Publicado el por en Deportes, Internacional.

La sal lo precede.
La sal lo precede.

Hasta ahora era apenas un motivo para burlas banales en las redes sociales, pero al parecer la desafortunada fama de traer mala suerte que arrastra el astro del fútbol comienza a causarle problemas.  Prueba de lo anterior es que la visita que tenía prevista  a Grecia para el próximo 15 de febrero en la que lanzaría un nuevo producto de su tradicional patrocinador, Mastercard, se le puede embolatar si las palabras de nada menos que el canciller de ese país tienen eco.

“Este país ha vivido tiempos muy difíciles en los últimos años, tenemos el desempleo disparado, los jóvenes sin esperanzas deambulan por las calles, prácticamente nuestra felicidad hoy depende de lo que pueda hacer la selección en Brasil, por favor comprendan, permitir que este señor venga sería un riesgo demasiado alto para una nación que ya ha sufrido demasiado”, alegó Evangelos Venizelos quien, off the record, recordó los estragos que produjo la reciente visita del brasileño a Colombia, país que, casualmente, será rival de los helénicos en la primera ronda de la Copa del Mundo.

La oficina de prensa del genio del fútbol y del mercadeo no ha querido pronunciarse. Lo que sí se pudo establecer de una fuente muy cercana a él es que carece de toda veracidad la versión según la cual, en venganza, este gritaría a los cuatro vientos que Grecia tiene todo para llevarse la Copa.

Comentarios

Comentarios