Publicado el por en Bogotá, Tendencias.

Uno de los integrantes del nuevo movimiento en acción.
Uno de los integrantes del nuevo movimiento en acción.

Las paredes blancas que ahora se ven en los lugares de la capital en donde antes había abundantes grafitis tienen una explicación. Un colectivo de grafiteros ha decidido pintar de este color paredes en lo que consideran “un paso más allá en el arte urbano”.

“Rayar paredes en su momento tuvo encanto, mística. Era una manera de expresar nuestro sentir hacia una sociedad que margina, que excluye, que mira rayado al que no se suma a la masa. Pero esto ya no es así. Rayar una pared se volvió rutinario, fácil, la alcaldía te entrega las paredes, te da todo lo que necesitas, te aburguesa, hasta los tombos te escoltan en lugar de corretearte como antes que era parte de la adrenalina de todo esto, ¿me entiendes?”. El que habla es White Mike, nombre artístico del líder del nuevo colectivo que reúne a artistas urbanos inconformes que han optado por esta nueva tendencia.

Él y sus compañeros afirman que ya no hay manera de expresarse a través de sus trazos o dibujos, pues estos se pierden en un sinnúmero de expresiones similares que abundan en las paredes de la ciudad. “La idea es volver a las raíces, hacernos notar. Si rayando ya no se logra, entonces figuró pintar de blanco, ahí todo el mundo sabrá quién fue, es una manera de sentar una posición, una declaración de principios desde los márgenes”, añade su compañero que pide ser citado como “Machado Inmanculado”.

“Nos preocupa, claro que nos preocupa. La Bogotá Humana está abierta a cualquier expresión contracultural, independiente, que contenga resistencia y rebeldía, pero siempre, como tiene que ser en cualquier democracia, con el aval previo de nuestro queridísimo líder el alcalde mayor Gustavo Petro quien es el único que en su infalibilidad puede garantizar que en un dibujo, un rayón o un esténcil no se vaya un mensaje subliminal de las mafias. Lo que estos mechudos están haciendo, y quiero que quede claro, no cuenta con el aval de la alcaldía y haremos lo que esté al alcance nuestro para aconductarlos. Por lo pronto ya tenemos a obreros de la Unidad de Mantenimiento Vial volviendo a rayar con motivos oficiales del progresismo la paredes que estos antisociales esbirros de las mafias han dejado blancas”, afirma Vladimir Fernández, director pro-témpore (e) de la oficina de arte urbano de la Secretaría Distrital de Cultura.

Ante el surgimiento de esta tendencia en lugares como la Universidad Nacional avanza una iniciativa de origen estudiantil que busca establecer severas sanciones a los grafiteros.

Comentarios

Comentarios