Publicado el por en Innovación, Internacional, Interné.

A través de su delegación diplomática en Bogotá, el gobierno alemán anunció que en la ampliación del cupo anual de refugiados políticos ha tenido en cuenta a los usuarios bogotanos “bien” de la polémica aplicación Uber. La cifra, según trascendió, ronda los 800 derechos de asilo.

“Cada vez son más las personas que llegan a la embajada y comentan que ‘les da tucutucu’ subirse a un Uber porque no saben en qué momento terminarán metidos en una persecución ‘como las de las películas de TNT’ pero en lugar de malos churros, ‘con esos indiazos mofletudos patanes de los taxistas que me hacen dar un beriberi’ y que vivir así en Bogotá ‘no aguanta’ por lo que mejor irse a un país civilizado donde si les enseñan a respetar y a comer con la boca cerrada desde chiquitos'”, aseguró el cónsul de Alemania Otto Hanstrer.

“Conscientes de esa problemática y aprovechando que estamos en un momento en el que Alemania quiere mostrar al mundo una cara más amable que la de su canciller Merkel es que hemos tomado atenta nota de esa necesidad y luego de gestiones de nuestra parte y de la cancillería colombiana hemos logrado ser incluidos en este paquete”, añadió Hanstrer.

Trascendió que durante dos semanas el consulado alquilará un Cai móvil de la Policía Metropolitana para convertirlo en consulado móvil el cual estará parqueado, justamente, en Germania, en la av. 19 con carrera tercera de Bogotá. En él los aspirantes a asilo podrán radicar sus solicitudes anexando pruebas de los ataques y amenazas de sus victimarios.

“Parte del trámite implica que el aspirante traduzca su apellido al alemán. Gómez a Müller, González a Schumacher, Lizarazo a Springer Von Scharzemberg, y así”, concluyó Hanstrer.

Comentarios

Comentarios