Publicado el por en Deportes, Política.

Absolutamente indignado por lo que considera un “inaceptable y vergonzoso para el país aumento de las agresiones en los terrenos de juego” el exfutbolista Gerardo Bedoya está organizando una multitudinaria marcha en rechazo a estas conductas para el próximo sábado 8 de abril.

La iniciativa contó, minutos después, con el inmediato respaldo del también exjugador y ahora empresario, directivo, técnico y caballista, Eduardo Pimentel.

“No, no, es que no puede ser que ahora los jugadores le reclamen por todo al árbitro dando ejemplo de desacato a la autoridad, de irrespeto a la ley en un país que por fin está construyendo su paz”, afirmó descompuesto Bedoya  mientras este reportero con un impermeable se protegía de la saliva del ex Pereira, Cali, Nacional, Boca, Millonarios, Chicó, Santa Fe, etc. etc.

Encolerizado, Pimentel añadió: “Es que es inaudito que en las escuelas le estén enseñando a quemar tiempo, a entrarle duro al rival, a veces incluso con intención de romperlo. A reventar el balón para quemar tiempo, a echarle el público encima a la terna, esto no puede ser, está en peligro el futuro de nuestro deporte amado”.

Durante la movilización se recogerán firmas para respaldar un proyecto de ley de origen ciudadano que busca prohibirle volver a las canchas a cualquier futbolista que durante su carrera acumule más de tres tarjetas rojas seguidas. “Esto es con mano dura, nada de diálogo, que es para blandengues, esto toca como en los países árabes, allá sí no se ponen con pendejadas de derechos humanos”, plantearon en coro.

Comentarios

Comentarios