Publicado el por en Política, Proceso de paz.

Varias medidas dispuso hoy el partido del expresidente Álvaro Uribe para expresar su rechazo al anunciado cese al fuego en la confrontación entre el Estado y las Farc. Todas hacen parte de la resistencia civil que dicho grupo político ha planteado frente a la que llaman “paz de Santos”.

La primera y más importante es la de dejar encendidos, “de manera indefinida”, los fogones de las estufas de gas, como una demostración simbólica de la voluntad “de que nunca cese el fuego en un país que necesita que sobre su horizonte moral brille la única luz que es buena, la del resplandor de los bombardeos sobre las madrigueras de la guerrilla comunista”, en términos del propio exmandatario. “El único compás al que marcha el progreso moral de un país es el que señala el tableteo de una M60, cualquier otro es un embeleco de un marxismo repotenciado por traidores”,

Otras acciones consisten en averiar los exostos de sus vehículos para permitir emisiones de llamas por esta vía y, la que sin duda generará más controversia, la invitación a un contagio masivo de herpes. Esto para “lucir, abnegados, pero orgullosos y rebosantes de amor de madre por una patria herida”, fuegos en los labios. “Una protesta que, de entrada, será viral”, como explicó un asesor de comunicaciones desde Rionegro. Un último gesto, este sí voluntario, es del de solicitar ingreso voluntario a la base de datos de Datacrédito. “Para demostrar que la culebra sigue viva”.

“Son muchos los riesgos para el país de un cese al fuego, una nación que lleva medio siglo levantándose y acostándose al patriótico y viril sonar del plomo corre el riesgo de, por ejemplo, estar adportas de una generación de youtubbers afeminados”, declaró un ensimismado y molesto senador Alfredo Rangel. “Que nunca cese el fuego antisubversivo en nuestros corazones”, instó.

“Sin glifosato en los ríos y en las plantas, ¿cómo esperan que las nuevas generaciones tengan temor de Dios y sepan discernir entre el bien y el mal, facultad que, está demostrado, se debe a este jugo de Dios?”, complementó un vocero de la Procuraduría, alineada en los últimos años con esta colectividad.

Comentarios

Comentarios