Publicado el por en Política.

Nuevamente está en el ojo del huracán el fiscal Nestor Humberto Martínez. Esta vez por cuenta de la polémica orden de captura que emitió en contra de la perrita “Candy” tras rechazar las insinuaciones de la mascota del candidato del partido Cambio Radical, pero por firmas, Germán Vargas Lleras.

Según paseadores de perros testigos del hecho, todo comenzó cuando el nuevo perro de Vargas Lleras intentó infructuosamente ‘montar’ al animal en situación de caninidad en cuestión. Al verse preso de la frustración, el pequeño macho llamó a sus amigos “Kiko” y “Chuzo”, quienes ladraron fuertemente alertando al CTI de la Fiscalía que llegó en tiempo récord a la escena y sin mediar palabra, introdujeron a Candy en un guacal con destino al centro de zoonosis de la entidad, lugar donde permanece hasta este momento.

El Fiscal General salió esta tarde al paso de los rumores que lo señalan como un fiscal de bolsillo de Cambio Radical en un comunicado que entre otros apartes dice:

“No es cierto que sea el fiscal de bolsillo de Cambio Radical. Cambio Radical es un partido, no una persona, por lo tanto no puede usar pantalones. Y si no puede usar pantalones, pues no tiene bolsillos. Por lo tanto, no es cierto que yo sea fiscal de bolsillo.”

Respecto al incidente con Candy, el comunicado profundiza:

“No es cierto que esta Fisacalía actúe con especial diligencia o lentitud en los casos que le convienen al dilectísimo, impoluto, afable, mimoso, anticlientelista, guapo y querido doctor Vargas Lleras con quien no tengo nada que ver. Lo que pasa es que en ese momento las condiciones estaban dadas para proceder con esta captura. La gente aún no ha podido entender que la ley es de siervos y el contexto es de reyes.”

Si bien se desconocen los cargos por los que está presa Candy, el fiscal en persona manifestó a este medio que muy pronto los dará a conocer, incluso puso una fecha: “el 8 de agosto de 2018”.

 

Comentarios

Comentarios