Publicado el por en Entretenimiento, Nacional, Sociales, Tendencias.

La cláusula establece que nadie podrá abandonar una fiesta infantil antes de permanecer tres horas
La cláusula establece que nadie podrá abandonar una fiesta infantil antes de permanecer tres horas

Al mejor estilo de las empresas de celulares que no dejan libres a sus usuarios, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF publicó esta mañana una circular donde advierte a los padres de familia que, a partir de la fecha, las fiestas infantiles tienen cláusula de permanencia, esto para evitarle a los menores posibles traumas por el rechazo de sus compañeros.

La cláusula aplicará para los padres que salgan antes de 3 horas de una piñata a la que hayan sido invitados y contempla una sanción de medio salario mínimo mensual vigente que se podrá pagar en barriletes, frunas, pitoflautas u honorarios de recreacionistas y payasos.

“Los niños de hoy son más sensibles que los de antes y cuando ven que sus amiguitos se van temprano de la fiesta, tienen episodios de depresión que si no se tratan adecuadamente pueden llevarlos a ser emos o góticos en la adolescencia. Si se trata de niños cristal simplemente enmudecen y solo vuelven a hablar con girasoles. La cláusula de permanencia es una medida para evitarle el rechazo a los niños no importa lo aburridas que sean sus fiestas”, explica Nubia Nohora Monsalve, vicedirectora de la regional Bogotá del ICBF.

Marcela Talero, una joven madre atrapada durante más de 6 horas en la fiesta del hijo de su jefe recibió con indignación la noticia.

“Las piñatas de hoy están diseñadas para que los papás demuestren cuanta plata pueden derrochar. No es algo que entusiasme particularmente a los niños. Mire, mi hijo Marcelo lleva cuatro horas pidiéndome que lo saque del corazón de la piña y nadie ha podido ir a rescatarlo, el mago lleva todo el día pidiéndome el whatsapp, frozen se está ‘rumbeando’ con un  recreacionista y los niños piden a gritos comida de sal. La verdad es que prefiero pagar la cláusula y recobrar mi libertad”.

Expertos afirman, por último, que la cláusula de permanencia puede ser un mecanismo eficiente para financiar programas de protección a la primera infancia.

Comentarios

Comentarios