Publicado el por en Judicial, Nacional, Tendencias.

mujermoto

Diversos colectivos que luchan por los derechos de las mujeres en el Valle de Aburrá realizaron ayer una protesta masiva en moto para pedir un trato igualitario en el decreto que prohíbe, desde noviembre del año pasado, a los parrilleros hombres.

“Es una medida retrógrada, cavernaria, asquerosamente sexista. Parte del absurdo supuesto de que las mujeres no podemos hacer lo que los varones en las motos hacen. Que no podemos ser fleteras, que no podemos bajarnos a una pinta o al menos levantarnos un celuco, mal mijo, muy mal”, declaró Miriam Agudelo, vocera de las manifestantes.

“Demuestra, además, un desconocimiento ofensivo de la historia, como si en esta ciudad no se hubiese formado Griselda Blanco, como si Rosario Tijeras no fuera basada en la realidad, en la de miles de historias de mujeres verracas, tesas, que se abrieron camino en un gremio machista como todos”, añadió.

“No me sorprende en la medida en que la antioqueña ha sido siempre una sociedad feudal, machista y patriarcal con un sistema de valores que relegan sistemáticamente a la mujer e impone una cosmovisión falocentrista. Esta restricción pone en evidencia el inconsciente sexista, excluyente y arcaico de la clase gobernante. Es en el intertexto de actos administrativos como este donde afloran prejuicios que atentan contra el más elemental derecho humano: el de la igualdad”, complementó Martina Aristizábal-Piedrahíta, socióloga con doctorado en estudios de género de la Universidad de Princenton.

Mientras ha estado vigente la restricción ha tenido lugar una disminución del 29,9 por ciento en los homicidios y del 28,6 en el hurto de vehículos en la capital paisa. Los movimientos feministas aseguraron ayer que de extender la prohibición a ellas, dichas cifras podrían rondar el 70 por ciento.

Comentarios

Comentarios