Publicado el por en Deportes, Economía.

Al correo de las integrantes de la selección femenina que participó en la pasada Copa Mundo de la FIFA en Canadá llegó esta mañana un mensaje del presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, con un archivo adjunto.

En el cuerpo del mensaje, el directivo les ofrece disculpas por la demora en el pago del premio prometido -diez millones de pesos- a cada una de las que hicieron parte del plantel que clasificó por primera vez en la historia a la segunda ronda de dicho certamen para luego lamentar que “cuestiones que deben ser del resorte interno de la gran familia del fútbol se ventilen en público desatendiendo ese lugar común de la sabiduría milenaria según el cual los trapos sucios deben lavarse en casa”.

Dicho esto, asegura que luego de evaluar distintas opciones para ponerse al día con el compromiso -“pues yo como buen hombre de bigote, lo soy también de palabra”- llegó a la conclusión de que hacerles llegar dicha suma mediante un giro bancario “suponía una tentación muy grande para ellas de gastárselo en chicles, rumba con los amigos o motos que pusieran en riesgo su integridad, algo que sería fatal pues el fútbol de Colombia las sigue necesitando”.

En esa medida, plantea, “por su propio bien, y asumiendo que decisiones que tocan las finanzas son cosa de varones,  hemos decidido con el comité financiero de la Federación, y pensando en su futuro, en su educación y en los hijos que, como mujeres correctas y de buenas costumbres, han de tener, que dicho monto se los entregaremos en forma de títulos valores de sólidas multinacionales. En este caso, la alemana Volkswagen que enviamos adjunto”.

El correo cierra aclarando que la adquisición se hizo el viernes de la semana pasada “y que lamentan los hechos desafortunados que incidieron en la cotización de los mismos, contingencia que, esperamos, no incida en la disposición y entrega que siempre han demostrado para con los colores de la patria”.

Comentarios

Comentarios