Publicado el por en Bogotá, Paranormal.

Extraterrestre y sin embargo solidario.

Los misteriosos trazos que en las últimas semanas han aparecido en calles de Bogotá y de otras ciudades tendrían un origen paranormal. Estos suelen encontrarse rodeando huecos, baches y resaltos y buscan advertir a usuarios de las vías de su presencia y así prevenir accidentes.

Y aunque algunos grupos de motociclistas se han organizado para obrar en este sentido, es claro que el alcance del esfuerzo “simplemente no es humano”, como uno de ellos declaró. “Sí, nosotros estamos ayudando, y ayudándole a ellos. Es decir: hemos salido a marcar algunos, pero olvídate que vamos a ser capaces de señalizarlos casi todos. Es que estamos hablando de una población de 12 millones de huecos frente a 2 millones máximo de motociclistas y de ellos apenas 2.300 estamos organizados. Olvídate, sin duda se trata de una ayudita, que por supuesto valoramos, de seres de otro mundo”, expresó Lucy Daltón, integrante de uno de los colectivos de ‘moteros’ que ha participado en las jornadas en cuestión.

“Ay, es que una sí se pone a pensar y a ver ese cielo por las noches y esa inmensidad la pone a una a reflexionar y definitivamente es que no podemos estar solos”, complementó Tatiana Contreras.

“Ellos son seres más evolucionados en la escala de la luz y por eso son, cómo te digo, más, pongamos, sensibles. A ellos les duele mucho más que a tí o a mí cualquier caída, ni hablar de una muerte, por culpa de uno de estos huecos. Y no solo eso, también cualquier perforación de llanta o sumida del rin. Ellos, que están en permanente presencia porque viven en otra dimensión, sienten todo esto y les duele en partes de su cuerpo astral, por eso actúan. Por eso, pero ante todo porque son infinitamente compasivos, sienten como propio el dolor en el bolsillo de cualquier terrícola cada vez que tiene que mandar la moto, el carro o la bici al taller luego de caer en un cráter de estos”, explicó a este medio Inti Rami, que asegura tener un diplomado en comunicación astral.

“Eso sí, ellos me han pedido que algunos cráteres que ellos no han marcado no los toquen los terrícolas que los arreglan. Esto, dado que por su antigüedad, contorno y profundidad tienen un valor simbólico y, sobre todo, energético incalculable para ellos, acá tengo la lista”.

Lo cierto es que no son pocos los funcionarios del IDU y de la Secretaría de Movilidad atónitos con el fenómeno. “Sí es así, pues darle las gracias al doctor Alf por su sentido solidario y su vocación se servicio ciudadana”, afirmó un alto funcionario, medio en serio, medio en broma. “Que nos ayuden también a identificar el hueco fiscal”, instó.

“Deben ser enviados por Uber para acabar con un negocio legal, ético y transparente como los taxis amarillos y en esa medida les voy a poner multa, obligarlos a pagar rodamiento con mis tablas e inmovilizar sus naves”, afirmó, por último, y sin saber muy bien a qué se refería, la ministra de transporte (e), Natalia Abello.

Comentarios

Comentarios