Publicado el por en Cultura, Política.

Luego de un polémico trino en el que el exprocurador cuestionaba “¿Dejaría usted la salud de su familia y la educación de sus hijos en manos de un ateo?”, Alejandro Ordóñez anunció que dejará de usar cualquier avance tecnológico desarrollado por personas que no creen en Dios.

Para comenzar, dejará de usar luz eléctrica, pues Thomas Alva Edison, inventor de la bombilla y del primer sistema para distribuir la electricidad, fue un ateo declarado. “Me di cuenta de mi incoherencia al criticar al ministro Gaviria e iluminar al mismo tiempo mi casa con bombillos. Desde hoy solo usaré velas y desecharé mi viejo fonógrafo, que también fue inventado por Satán a través de la mente de Alva Edison”, comentó en su canal de YouTube.

Cuando uno de sus asesores lo hizo caer en cuenta de que Bill Gates era ateo también, el exprocurador mandó quemar los computadores con sistema operativo Windows. También tiró a la basura un iPhone y un iPad, porque son invento de Steve Jobs, que no es ateo, pero sí budista “que es el más reciente disfraz del maligno para confundirnos con la carreta esa de la meditación y las energías”.

“Con mucho dolor también me desprendo de mis discos de Frank Sinatra, mis cuadros de Picasso y las películas de Charles Chaplin y Woody Allen, pues se vería muy mal que, por un lado, critique a Alejandro Gaviria por ser ateo y disfrute el arte de estos súcubos del averno que negaron a Dios”.

Se sabe que también tiró a la basura su colección de Harry Potter, Doctor House y Sasha Grey, pues también son protagonizadas por reconocidos ateos. A partir de la fecha, también abandonará sus famosas calzonarias, pues fueron inventadas en 1630 por Francoise J. Calzonaire, modisto francés que tampoco creía en Dios.

Comentarios

Comentarios