Publicado el por en Bogotá.

Con gran éxito se llevó a cabo este fin de semana el Festival Crocks al Parque, promocionado por la Alcaldía de Bogotá como “un espacio para que el adulto mayor pueda revivir los tiempos de buena onda”.

El evento reunió a 30.000 personas entre los 60 y 85 años de edad.  Desde las 4:30 am se abrieron las puertas del Parque Simón Bolívar que pronto se llenó de nostalgia y emoción. El Padre Chucho celebró la misa de gallo con la que se inauguró el festival para inmediatamente dar paso a las presentaciones de Vicky, Massiel y el encuentro del cast original de El Caballero de Rauzán. Sin embargo el clímax del evento estuvo a cargo del stand-up comedy de la popular Doña Anciana de Crepita, el show de fuegos artificiales durante la transmisión de El Minuto de Dios y las lágrimas que varios asistentes derramaron cuando Jorge Levat cantó “Desiderata” por tercera vez. Para anotar, la presentación de Billy Pontoni fue de las más eufóricas, donde llegaron a arrojarse varias enaguas de satín celeste a la tarima.

Afiche oficial del evento.
Afiche oficial del evento.

Los stands de los patrocinadores se vieron abarrotados, caso ejemplar fue el stand del Banco Popular donde los cajeros fueron entrenados para conversar con los ancianos, presentándose filas de varios metros. “Jamás un cajero me había hablado por más de cinco minutos” cuenta Don Teófilo Camargo, un vecino de Pablo VI que siempre paga con monedas de $50 en las cajas para poder conversar con el empacador de bolsas. Se entregaron numerosos kit de Corega así como las puertas de la cafetería de José Galat apenas dieron abasto. Entre las zonas del festival más populares se encontraba “El Jardín de la Imaginación” donde se enseñaban manualidades, desde Barbies decoradas con papel higiénico hasta micas hechas en papel maché.

Desafortunadamente, algunos incidentes por poco empañan el suceso del festival. La Policía reportó el decomiso quince pañales Tena que tenían tachas metálicas en el resorte así como también dos señoras de 74 años fueron hospitalizadas tras resultar levemente heridas en un pogo de caminadoras que se inició cerca a la tarima. El caso más grave se presentó a las 4:30 pm cuando se proyectó el holograma de Sandro, causando pánico en un grupo de camanduleras que jurando brujería, arrojaron agua bendita a los equipos causando un corto circuito.

Vía: @ColombiaNatgeo

Comentarios

Comentarios